Publicidad
Publicidad

Securitas Direct: una alarma con sorpresa

Empresas
Typography

La compañía de alarmas Securitas Direct Verisure Group tiene un procedimiento penal abierto y admitido a trámite por estafa en el Juzgado de instrucción nº 3 de Pozuelo de Alarcón, Madrid.

La querella, enfocada en las malas prácticas comerciales y en la presunta falta de homologación de los sistemas de seguridad comercializados entre los años 2011 y 2017, muestra “el no funcionamiento de los equipos durante su manipulación”.

También recoge que “más de 400.000 paneles de control portátiles, instalados entre 2009 y agosto de 2016, han sido fabricados sin mecanismos de detección de la manipulación, incumpliendo las actuales exigencias normativas en materia de seguridad privada, que entraron en vigor el 18 de agosto de 2011″. Ante estas acusaciones, Securitas Direct asegura que todos sus dispositivos están homologados y ha pedido el archivo de la instrucción, cosa que aún no ha sucedido.

A estas presuntas irregulares hay que agregar las duplicidades de firmas efectuadas a los clientes y las financiaciones encubiertas a estos. Prácticas comerciales de dudoso cariz que conforman una abultada lista que ha engordado con mayor furor desde la incorporación a los equipos del sistema Verisure a partir de 2006. Securitas no se pronuncia sobre este particular, tras las preguntas de MERCA2.

Hasta entonces, la empresa de seguridad radicada en Suecia, que estaba constituida por Niscayah y Securitas Direct, se afanaba en captar clientes en España mientras capeaba los rumores sobre el extravío de algunos contratos originales. Su agresiva publicidad y gran recibimiento en nuestro país les llevó a centrar gran parte del negocio en territorio patrio, donde a día de hoy cuenta con un millón de clientes. Más de la mitad del total que tiene en el mundo.

A Securitas Direct se le acumulan tanto denuncias laborales como civiles en los juzgados

Es a partir de este momento cuando Securitas Direct comienza a ser objeto de múltiples polémicas que han explotado en los juzgados. Se le acumulan tanto las denuncias laborales como las civiles, además de penales relacionadas con presuntas financiaciones encubiertas tras haber duplicado las firmas de los clientes durante las instalaciones de productos sin homologar desde 2011. Práctica con las que se lucran las propias entidades financieras que colaboran con Securitas Direct, según se explica en el procedimiento abierto en un juzgado de Pozuelo, y sobre las que la compañía no se pronuncia.

Solo en 2015, la firma fue condenada a pagar a las aseguradoras más de 800.000 euros por diversos robos en los que sus dispositivos no funcionaron. Cifra que supera los dos millones de euros si contamos los dos últimos ejercicios. Uno de los casos más famosos es el robo de los cuadros de Francis Bacon. Desgracias que se acumulan para los clientes al tiempo que los directivos de Securitas Direct engordan los bolsillos con dispositivos que no se pueden comercializar en nuestro país, según las denuncias.

SECURITAS DIRECT: UN CHOLLO PARA LOS INVERSORES

Pese a la gran red de comerciales con la que cuentan en España, apoyados por una publicidad agresiva y en la que Luis María Gil Lasa (Administrador Único de la compañía) no repara en gastos, lo cierto es que la ‘cara B’ de la compañía proyecta sombras hasta los juzgados. Una de las más alargadas es la que planea sobre sus dueños, puesto que Securitas Direct ha sido vendida hasta en tres ocasiones en los últimos diez años. La primera, en 2008, del Grupo Securitas a EQT, cuya sede se encuentra en las Islas Canal, un paraíso fiscal.

Tres años más tarde, en 2011, Bain Capital, empresa administradora de activos financieros con sede en Boston, y Hellman & Friedman, firma de valores americana con la sede presuntamente ubicada en las Islas Caimán, compraron la firma a EQT.

Hellman & Friedman se hizo en 2015 con el control total de Securitas Direct Verisure Group al adquirir los intereses de Bain Capital en la compañía. Ya en esta etapa, la empresa de seguridad se había asentado en otros países, como Italia y Brasil, gracias a una inversión muy potente y a una estrategia agresiva.

Durante estos siete años y tras las sucesivas ventas, Securitas Direct aumenta su valor desde los 900 millones de euros en los que la valoró EQT a los 4.500 de euros que anota en su libro contable Hellman & Friedman al tiempo que el crecimiento de la cartera de clientes no llegaba al 70% y las demandas laborales y civiles por el no funcionamiento del equipo se acumulaban en los juzgados.

Cada directivo se llevó, en 2015, cerca de 1,5 millones de euros por cada 200.000 euros invertidos

Un milagro contable en plena crisis en el que por cada 100.000 euros a los que optaron sus directivos españoles en 2008, vieron un retorno de un millón de euros tres años después. Hecho que se acentúa en 2015, cuando cada directivo se llevó cerca de 1,5 millones de euros por cada 200.000 euros invertidos. O, lo que es lo mismo, en tan solo siete años multiplicaron por once su inversión.

En ese mismo año, Securitas Direct eligió a Cuatrecasas para asesorarles tanto en la financiación como en la emisión de bonos. El socio mercantil Jaime de la Torre, indicó al respecto que se realizarían dos emisiones ‘high yield’ de forma paralela: primero, bonos senior no garantizados por valor de 700 millones de euros; y en segundo lugar, bonos senior garantizados por el mismo valor y a cargo ESML SD Iberia Holding, S.A.U. y Securitas Direct España, S.A.U. entre otras firmas.

Además de la pericia empresarial de Cuatrecasas, hay algunas presuntas prácticas que han podido ayudar a conseguir esa gran rentabilidad empresarial para los directivos. Entre ellas se encuentra el ‘renting’ de los vehículos que se hace a los comerciales a costa de descontarlo de las comisiones fuera de nómina, o dudosas dietas exentas para justificar diferencias salariales. A ello hay que añadir la ya mencionada comercialización de sistemas de alarma sin homologar o financiaciones encubiertas a los clientes, según se ha denunciado en diferentes instancias.

DUDAS SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS

Los escándalos que rodean a Securitas Direct apuntan también hacia la protección de datos, pues personas ajenas a Securitas Direct tienen los datos y los contratos originales de más 400.000 clientes, la mitad de su cartera. Desafortunadamente, muchos de esos documentos no han pisado el Ministerio del Interior, según indican desde Intersindical-STSP.

Securitas asegura que ha denunciado este hecho, por lo que se ha querellado contra el sindicato que denuncia sus malas prácticas. Sn embargo, se evidencia que la compañía de alarmas no sabía dónde estaban esos contratos ni tenía idea de su desaparición.

Paradógicamente, la competencia se ha beneficiado de la cartera de Securitas Direct después de que la multinacional les entregara 100.000 contratos de sus clientes. Esto no solo quiebra la protección de datos, tanto la ley antigua como el nuevo reglamento, al no comunicarlo a los clientes, sino que les puede exponer a que sus datos personales caigan a manos de delincuentes sin que lo sepan. Estos documentos contienen información sensible como la clave de seguridad o números de tarjeta de crédito, tal y como ha informado a MERCA2 JMR, ex trabajador de Securitas y testigo protegido de la Policía.

ESCÁNDALOS DENTRO Y FUERA DE LAS DELEGACIONES TERRITORIALES

Gracias a JMR, y en consonancia a las revelaciones del Niño Juan, se sabe que los escándalos en los juzgados no solo salpican a Securitas Direct desde dentro, sino que se relacionan estrechamente con los que trascienden a la multinacional gracias al no funcionamiento de los equipos, ya que como indica JMR, “es muy complicado para un comercial de Securitas Direct mantener un elevado nivel de vida al tiempo que se sacian ciertos vicios caros”.

JMR pone dos ejemplos: el primero de ellos es la detención del clan de El Dragones en 2014 por el intento de robo de más de 300 kilos de droga del depósito judicial del puerto de Valencia. Operación que se saldó con la detención de David Oliver, discípulo de Casper, dos butroneros y un alto cargo de Securitas Direct.

El otro ejemplo lo sitúa en Madrid, con ASG, como protagonista y con la colaboración de JH, entre otras personas. De AGS, conocido como ‘el Tonto’, JMR indicaba que “tiene colaboradores como el Niño Juan”, y que “fue procesado tanto por descuartizar a una colombiana y luego por posesión de droga ya estando en Securitas”. Además, añade que “durante el juicio celebrado en 2012, tanto JH como media delegación de Alcorcón de Securitas Direct testificaron a favor de AGS”.

Securitas reconoce que AGS trabajó para ellos durante más de un año, si bien lo despidió en 2012.

Esta no es la primera vez que Securitas Direct ve su nombre en los juzgados tanto por casos relacionados con la droga como por presunta estafa. Desde la compañía se afanan en negar cualquier posible implicación en tales asuntos.

FUENTE.: MERCA2

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Inscríbete a través de nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones cuando hay nueva información disponible.
Publicidad
Publicidad