banner coronel baños

Madrid celebra su semana eléctrica plagada de hipocresía petrolera

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive

El consistorio de Manuela Carmena sigue promoviendo las contradicciones en su gestión de gobierno.

Se afanan en soplar y sorber a la vez, y eso casi siempre lleva a la incongruencia. El último caso tiene que ver con el uso de vehículo eléctrico y su promoción. En los carteles: todo verde, limpio y eléctrico; en la calzada: montones de autobuses de combustión a mediollenar para enseñar la ciudad.

Con la maquinaría publicitaria del Ayuntamiento de Madrid, las calles han amanecido con los anuncios de la ‘III Semana EMT hace Madrid’. El objetivo es promover el uso de vehículos eléctricos con el fin, se entiende, de que haya menos contaminación.

Diferentes actividades en museos, concurso fotográfico… todo con stickers y cromos coleccionables de autobuses que se ríen y puntos de recarga felices. Aunque la realidad, al menos para el ayuntamiento, es paralela al uso de transporte contaminante. Pero tiene el beneplácito de todos porque supone ingresos para la ciudad.

Y es que la capital cuenta desde el año 2011 con un servicio de bus turístico bajo el nombre de Madrid City Tour. Todo llegó tras la adjudicación por parte del Ayuntamiento de Madrid a la UTE formada por Grupo Julià y Alsa del concurso para la renovación de este servicio. Serán 10 años de prestación.

Continuar https://www.merca2.es