CIUDADANOS Y EL TRANSFUGUISMO

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

En el día de hoy, 22 de marzo de 2021, hemos conocido la triste noticia de que los concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Colmenar Viejo, Carlos Velasco y Lara Rodríguez, han dejado su formación, Ciudadanos, para convertirse en concejales no adscritos.

No diremos que resulta sorprendente, pero sí grotesco, ver cómo los representantes del partido que venía a “regenerar la política” y a superar la división entre “rojos y azules”, abandonan el barco en cuanto el viento no sopla a favor, y, curiosamente, siempre se suben al bote salvavidas de los “azules”, ahondando en esa dicotomía que, supuestamente, iban a conseguir superar.

A nivel local resulta, si cabe, más llamativa esta situación pues, hace menos de un año (antes de las catalanas, de las mociones de censura y de la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid), el grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento se congratulaba de haber aprobado una moción contra el transfuguismo. Debe de ser cierto aquello de que “en casa del herrero, cuchillo de palo”.

Esta actitud no puede sino definirse como una traición y una falta de respeto absoluta a los colmenareños que confiaron en ellos, unos desconocidos por entonces, por ser los representantes municipales de un partido que ahora no reconocen. La única salida digna sería presentar su dimisión y entregar su acta de concejales, más aún cuando manteniendo su apoyo al gobierno local, afianzan en el poder a quien, en unas semanas, se sentará en el banquillo por presunta prevaricación. En cualquier caso, la dignidad no parece ser un escollo insuperable y no nos resultaría nada extraño ver a estos concejales en las listas del Partido Popular próximamente.

En fin, desde el PSOE de Colmenar, queremos agradecer el ejercicio de sinceridad política de estos concejales, demostrando los valores que verdaderamente defienden, que lejos de ser los del “centro liberal” que señalan en su comunicado, son los del sillón, la concejalía y el sueldo a costa del erario público. Este arrebato de franqueza será, con toda probabilidad, muy útil para los vecinos y vecinas a la hora de decidir su voto en las próximas elecciones.