banner censura diariocolmenar

El PSOE de Colmenar Viejo denuncia el poco talante democrático que muestra el Partido Popular y sus socios no adscritos a la hora de debatir las mociones presentadas por la oposición

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

LOS SOCIALISTAS AFIRMAN QUE EL EQUIPO DE GOBIERNO SE DEDICA A RECHAZAR TODAS LAS MOCIONES QUE PRESENTAN LOS GRUPOS DE LA OPOSICIÓN EN LAS DISTINTAS COMISIONES INFORMATIVAS, IMPIDIENDO SU DEBATE EN EL PLENO.

Puede que el común de los vecinos no lo sepa, pero el orden del día de los Plenos Municipales tiene una normativa que lo regula, que establece qué asuntos se someten al debate de los grupos. En este caso, para que las mociones que presenten los diferentes grupos políticos se debatan finalmente en el Pleno Municipal deben ser aprobadas previamente por la correspondiente Comisión Informativa competente. A diferencia de lo que ocurre con los Plenos Municipales, las Comisiones informativas no son públicas, no se transmiten por YouTube, ni si quiera se publican sus actas.

Para los socialistas, este secretismo que rodea a las Comisiones Informativas es utilizado sistemáticamente por el Partido Popular y sus socios no adscritos para “tumbar” las propuestas que se presentan por la oposición: “el Equipo de Gobierno utiliza la presidencia de las Comisiones y la suma de votos junto con sus socios no adscritos para silenciar las propuestas presentadas por la oposición, ya que, si se rechazan en esta sede, se evitan que las iniciativas lleguen al Pleno, sean debatidas y ganen visibilidad ante la opinión pública” han afirmado desde el PSOE.

En opinión de Francisco José Lerma, secretario general de los socialistas colmenareños: “estas actitudes muestran el poco talante democrático que tiene el alcalde y el resto de los concejales que secundan esta forma de actuar. No se trata simplemente de rechazar las mociones que presenta la oposición en el Ayuntamiento, sino que lo que se busca es amordazarla, silenciarla, para que sus propuestas no se oigan entre los vecinos. Se trata, sin duda, de un ejercicio de censura democrática que pone en evidencia que lo que preocupa al alcalde es que los grupos de la oposición puedan hacerle sombra en cuanto a iniciativas y propuestas y, sobre todo, tener que defender una posición política frente a las mismas “.

Lerma ha añadido que, si los grupos de la oposición presentan sus mociones por vía de urgencia directamente en el Pleno, los concejales de Gobierno rechazan su urgencia y, con ello, vuelven a eludir su debate y evitan posicionarse ante las propuestas planteadas. “En definitiva, nos encontramos ante una laguna democrática, un filibusterismo político que retuerce la norma para coartar a los legítimos representantes de los vecinos para que lleven iniciativas al Pleno. Luego veremos que el señor García se rasga las vestiduras solicitando colaboración de los grupos y que arrimen el hombro para ayudar al Equipo de Gobierno, pero es el primero que silencia y oculta la actividad municipal de los grupos de la oposición”, ha zanjado.

Publicidad
Publicidad