banner censura diariocolmenar

Que triste y que poca personalidad

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

De nuevo, una vez más, el pasado día 1 de este mes de octubre, se llevó a cabo una manifestación ciudadana en pro de la apertura del centro de urgencias del municipio con la asistencia de un elevado número de vecinos. 

Vecinos inquietos y preocupados porque no tengamos la mala suerte de que caigan enfermos nuestros hijos o nosotros mismos una noche cualquiera y no puedan acceder a un centro de urgencias cercano. Vecinos que deseamos dormir tranquilos sabiendo que tenemos esta necesidad cubierta.

Mi sorpresa fue, no ver allí a nuestro alcalde, ni a ninguno de los componentes del gobierno municipal, apoyando a sus vecinos, pues, aunque ellos dispusieran de sanidad privada, que no lo sé, para nada justifica no manifestarse con sus conciudadanos para hacer más eco y que la comunidad de Madrid proceda a su reapertura lo más tardar en este mes de octubre.

Según el alcalde, solicitó por escrito al consejero de sanidad de la Comunidad de Madrid la reapertura de urgencias y, si es cierto, que no lo pongo en duda, ¿Por qué no estaba allí reclamando lo ya realizado por escrito? ¿Fue el escrito un paripé para salir del aprieto social? Mucho me temo que sí, que actúa según le dictan sus mayores dentro del partido y le preocupa un comino los problemas de los vecinos.

Vamos alcalde, se valiente y no te vendas a carguitos y sal a la calle a exigir lo que es de ley, que tus vecinos tengan cubiertas sus necesidades sanitarias ya.

Que triste y, que poca personalidad se ha de tener, que, por pertenecer al mismo partido político que “gestiona” la sanidad pública de la comunidad de Madrid, abandones a tus vecinos en sus justas manifestaciones por no perder la posibilidad de optar a un carguito superior.

Se valiente y sal a la calle a apoyarnos, es muchísimo mejor que te reconozcan por tus actos que por la omisión de estos.

Miguel Pedrosa