banner censura diariocolmenar

Las Fiestas no están a la altura de Colmenar

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Las Fiestas Patronales suelen ser las fechas más especiales de cada municipio en las que, además de los motivos religiosos para las personas creyentes, son días de encuentro con amigos y familiares que puedes no ver habitualmente. Además, en casi todos los municipios estas Fiestas Patronales se celebran en verano, con lo que la climatología ayuda a la celebración al aire libre y durante las noches.

Es muy diferente cómo viven las mismas Fiestas Patronales diferentes sectores de una misma población (población infantil, adolescentes y jóvenes, adultos, tercera edad) y por ello el reto para los Ayuntamientos a la hora de diseñar y organizar unas Fiestas que puedan satisfacer a todos los públicos es complicado. Pero siendo un importante reto, el resultado es muy diferente en cada municipio. 

En Colmenar Viejo, las Fiestas Patronales, en honor a la Virgen de los Remedios, que se celebran el último fin de semana completo de agosto, tradicionalmente eran unas Fiestas muy potentes, donde los días más importantes era prácticamente imposible andar por la calle Real y la calle Feria, y con una Plaza del Pueblo y calle del Estanco a rebosar.

El Gobierno Municipal del entonces Alcalde José María de Federico trasladó el grueso de las Fiestas Patronales al nuevo “Recinto Ferial Las Huertas” que, en realidad, es un parking junto al campo de fútbol Alberto Ruiz. Este nuevo parking/recinto ferial vació rápidamente el centro del pueblo en Fiestas, haciendo éstas más impersonales. Sin embargo, este nuevo recinto ferial, a diferencia del de Tres Cantos, por ejemplo, tiene grandes deficiencias: es demasiado reducido y está pegado a la población, con los consiguientes problemas que genera, especialmente de ruidos y salubridad.

A pesar de que el nuevo recinto ferial de las Huertas atrajo desde el inicio casi toda la atención (atracciones, puestos de comida, conciertos gratuitos), en el centro del pueblo, en la calle Glorio, se mantenía otro espacio destinado a los partidos políticos y asociaciones municipales. Este espacio, que en realidad es un pequeño parking, se llenaba con 5 casetas (que luego pasaron a ser 6) y mucha gente de entre 25 y 45 años, que en ocasiones tenía más afluencia de público que la verbena de la Plaza del Pueblo. Esta zona, entre la calle Estanco, Glorio y el callejón de Mariano Prados, además de problemas higiénico-sanitarios, generaba grandes riesgos de seguridad, al no haber más que 2 accesos a este recinto y, en caso de cualquier problema, fueran inevitables las avalanchas. Por eso Ganemos Colmenar, desde que este espacio empezó a ser cada vez más frecuentado, planteó buscar un espacio más grande en el que, además de que pudieran instalarse casetas de todas aquellas organizaciones (partidos políticos, asociaciones y clubes deportivos) que lo desearan (como ocurren en tantos otros municipios, como Tres Cantos), se corrigieran los problemas higiénicos y de seguridad. Sólo este año parece que el Ayuntamiento va a cambiar la ubicación de estos “chiringuitos de Fiestas”, trasladándolos de la calle Glorio a la plaza de Eulogio Carrasco, un espacio más amplio y, además, donde se iniciaron estas casetas por los partidos políticos municipales. Sin embargo, se van a mantener las 6 casetas, dejando fuera a un buen número de asociaciones y clubes deportivos, además de a los partidos políticos, a los que los diferentes gobiernos del PP poco a poco ha ido expulsando de este espacio de casetas, hasta la eliminación total a través de las bases (es curioso cómo en Colmenar Viejo el PP impide a los partidos políticos tener una caseta para las Fiestas Patronales, mientras que en Sanse es el propio PP quien lleva al Ayuntamiento a juicio por exactamente lo mismo).

Tampoco podemos olvidar un episodio bastante controvertido de las Fiestas de Colmenar de los últimos años: el Ayuntamiento de Colmenar cedió durante años a una empresa la gestión de una “Carpa Municipal” frente a la Plaza de Toros. A pesar de que la Fiscalía no apreció que estas actuaciones fueran constitutivas de delito, es evidente que la concesión a dedo y “porque sí” a una empresa (o a través de un más que dudoso contrato de patrocinio) no era lo correcto, y este año el Ayuntamiento aprobó una licitación para hacerlo correctamente. Lamentablemente este procedimiento quedó desierto (nadie se presentó), y ahora hemos podido ver cómo el Ayuntamiento vuelve a las andadas con una adjudicación a dedo. Hemos solicitado toda la información, ya que es fundamental conocer cómo y cuándo el Ayuntamiento se ha dirigido a esta empresa, que ni siquiera se presentó a la licitación, para darle esta concesión directa de alquiler de la explanada de la Plaza de Toros durante 3 años.

Y este año también ha sido polémica la decisión del Ayuntamiento de que los tradicionales conciertos sean de pago. Históricamente, los conciertos de las Fiestas se celebraban en el campo de fútbol de La Corredera y aunque muchos de ellos eran gratuitos, alguno era de pago (Julio Iglesias, Sabina, David Bisbal, etc). Sin embargo, con la inauguración del recinto ferial Las Huertas, los conciertos comenzaron a realizarse en este nuevo emplazamiento, siendo todos ellos gratuitos, entre ellos grandes grupos del panorama nacional, como La Oreja de Van Gogh (2017), Loquillo (2014), o Pastora Soler (2011). En 2021, debido a las restricciones ocasionadas por la pandemia, el Ayuntamiento de Colmenar decidió trasladar estos conciertos a la Plaza de Toros, adelantando su fecha una semana (ya que si no, estos conciertos son incompatibles con los toros), cobrando una entrada de 5€ para los espectáculos de adultos, y de 1€ para un espectáculo infantil. Es cierto que todos los espectáculos debían tener un control de aforo, aunque no era necesario obligar al pago de una entrada. Pero el problema está en que este año, cuando ya no hay restricciones ni limitaciones de ningún tipo, se repite el modelo de 2021: conciertos en la Plaza de Toros una semana antes de las Fiestas, y multiplicando el precio de la entrada: 10€ los conciertos de adultos, y 5€ el espectáculo infantil. Mientras que en otros municipios todos los conciertos son gratuitos, en Colmenar el Alcalde ha decidido que se tiene que pagar una entrada, y no atiende ni a las quejas vecinales ni a los ruegos de Ganemos Colmenar. Porque si lo que quiere es controlar el aforo, se puede controlar sin necesidad de cobrar una entrada, que es lo que ha hecho Tres Cantos en un ciclo de conciertos que ha organizado en julio, con entradas gratuitas. 

Ante el ruego de Ganemos en el Pleno de julio, pidiéndole que reconsidere su decisión, el Alcalde defendía que hay artistas que no actúan si los conciertos son gratuitos. Sin embargo, es curioso cómo en Colmenar para ver a Omar Montes, a Pastora Soler (en 2022, ya que en 2011 la entrada fue gratuita) o a La Frontera hay que pagar 10€, mientras que este verano estos mismos artistas actúan con entrada libre y gratuita en Torrejón de Ardoz, Pinto o Tres Cantos.

Para terminar, estas Fiestas Patronales no tienen en cuenta en nada a la población, a quien no se le permite participar (la única “participación” fue una encuesta de Facebook para votar al DJ local que actúe en el recinto ferial). En junio se celebró un Consejo de Participación de Cultura, Juventud y Festejos en el que no se incluyó ningún asunto de Festejos (estando las Fiestas Patronales en el horizonte). Mientras en otros municipios se trabaja de forma participativa y colaborativa en organizar las Fiestas Patronales, con el fin de que toda la población pueda sentir que las Fiestas son “suyas”, e incluso hay municipios en que se delega esta organización en “Comisiones de Fiestas”, en Colmenar ni hay participación ni se intenta mínimamente que la haya, además de que toda la información que tenemos los representantes públicos las obtenemos a través de la prensa, debido a que lo único que interesa al Alcalde de Colmenar es la propaganda.

Las Fiestas de Colmenar, por desidia, desinterés o incapacidad del Gobierno Municipal cada año son menos atractivas para grandes sectores de la población. Parece que el Alcalde y/o Concejala de Festejos sólo se preocupan por la feria taurina y las celebraciones religiosas, cuando las Fiestas Patronales son mucho más que eso.

Colmenar Viejo y sus más de 53.000 habitantes se merecen unas Fiestas Patronales que satisfagan a pequeños y mayores. Colmenar necesita unas Fiestas en las que el disfrute no necesariamente pase por un coste económico para las familias. Que estén al alcance de todos los públicos, edades, situación económica. 

Colmenar Viejo se merece unas mejores Fiestas Patronales. De todas y para todas.

Carlos Gómez Colmenarejo

Portavoz de Ganemos Colmenar