banner censura diariocolmenar

Lunes, 09 Agosto 2021 23:08

LA MONTAÑA DE MONTSERRAT (BARCELONA, ESPAÑA)

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

DATOS Y CITAS.

Wikipedia.

Montserrat es un macizo rocoso considerado tradicionalmente la montaña más importante y significativa de Cataluña (España). Está situada a 30 km del centro de Barcelona, en la provincia homónima, entre las comarcas de Noya, del Bajo Llobregat y del Bages.

En esta montaña se sitúa el santuario y monasterio benedictino de Montserrat, dedicado a la Virgen de Montserrat. Así mismo se encuentra el San Benito de Montserrat que es de monjas benedictinas.

La palabra mont significa monte y serrat significa serrado en catalán. Tal nombre le viene dado a causa de su peculiar morfología, en la que parece como si se hubiese intentado serrarla con una sierra gigante

 

Cortesía: 
P. José de Jesús Aguilar Valdés. 

Según la tradición en el año 880, un sábado por la tarde unos pastores vieron descender del cielo una fuerte luz acompañada por una hermosa melodía, y como esto se repitió a la semana siguiente, los siguientes cuatro sábados los pastores se hicieron acompañar por un sacerdote, que dio la noticia al obispo. Este decidió visitar el lugar y cuando llegaron al sitio, vieron que de una cueva salía un resplandor y cantos. Cuando se acercaron descubrieron la imagen.

El obispo ordeno que se llevara a la población de Manresa, pero como la imagen se tornaba demasiado pesada cuando querían  moverla, comprendieron que la voluntad de la virgen era que se le hiciera un santuario en la montaña y así se le dedico un santuario en este sitio.

 

MONTSERRAT  LA  MONTAÑA MISTERIOSA.

Cortesía de: La gaceta del Terror.

Con una altura de 1.236 m. de alto, 10 Km. de largo y 5Km. de ancho; una de las teorías más famosas asegura que la montaña es hueca en su interior y que alberga un enorme lago subterráneo, cosa que no se ha podido confirmar porque el acceso a su interior es imposible. 

Paseando por la montaña podemos encontrar restos del neolítico y restos arqueológicos de diversas etnias de los pueblos iberos. Mayoritariamente de Lacitanos y Layetanos, que consideraban la montaña como lugar sagrado por sus formas y misticismo que envuelve la zona. Las edificaciones de estos pueblos antiguos fueron  utilizados por las brujas y los druidas durante siglos, para sus rituales; unos de magia bondadosa y otros de carácter más terrible.

También cuenta con numerosas torres de defensa de origen medieval y pequeñas ermitas diseminadas por la cordillera. 

Muchas fueron las veces que la trasladaron desde su cueva hasta el santuario que allí se había construido, pero con los primeros rayos del sol, la Moreneta volvía a estar en su cueva. 

Al final los monjes desistieron en su empeño de trasladarla, ya que comprendieron que la voluntad de la Moreneta era estar en su cueva, que más tarde se convertiría en su santuario.

Desde el mismo momento de consagrar el santuario a la virgen no son pocas las anécdotas de personas que han sido curadas milagrosamente tras ofrecerle una ofrenda a la Moreneta o rezarle durante largo tiempo.

Los milagros son más propensos a ocurrir durante las fiestas de las luminarias el 27 de abril en referencia a unas misteriosas luces que se observaron al aceptar que la virgen se quedara en su cueva, hace ya casi un milenio.

En el año 1801 el padre Joan, un monje de la congregación residente en la montaña quiso investigar la teoría del lago subterráneo bajo Montserrat, debido a que por numerosos puntos de la geografía emana agua del interior del macizo, llamados por muchos de los que lo conocen como desagües. 

Un grupo formado por el padre Joan se adentro en las galerías conocidas como las cuevas de salitre, se adentraron en su interior más de un kilometro quedando maravillados paso tras paso, debido a lo que descubrieron estalagmitas y estalactitas. Al final de esos túneles encontraron un gran acantilado y un enorme lago subterráneo. Por fortuna dejo sus descubrimientos anotados en un manuscrito que aún se conserva en los archivos del monasterio. Por desgracia en la actualidad la galería que en otro tiempo recorrieron estos valientes acaba de forma abrupta con el camino bloqueado, sin posibilidad de poder confirmar el testimonio del manuscrito. Aunque es posible que hace más de dos siglos se pudiera llegar al  mítico lago. 

Los expertos aseguran que una misteriosa energía emana de la tierra y las rocas de Montserrat. Este mítico lugar captura al visitante envolviéndolo con su magia y haciendo que los paseantes se desorienten. Se considera que este magnetismo es el responsable del mareo que sufren las personas haciendo que en ocasiones pierdan la orientación y se extravíen, encontrando sus cuerpos años después debido a lo escarpado del terreno que en muchas ocasiones es fácil descender por los puntos altos de la montaña, pero en los puntos más altos es imposible bajar sin equipo adecuado, siendo un reto para alpinistas y excursionistas más experimentados. 

No está recogido el número de desaparecidos, pero es una verdad innegable las docenas de personas que jamás han sido encontradas. Muchas de ellas son por accidentes de estos excursionistas que quedan atrapados en un punto alto sin que nadie lo sepa y mueren allí de hambre o sed. Otros son por despeñamientos por los barrancos. Pero hay casos tan extraños que a día de hoy siguen sin tener explicación. En 1973, en un punto de difícil acceso del macizo encontraron el cuerpo de un joven en avanzado estado de descomposición; natural del cercano pueblo de Ulesa de Montserrat con claros síntomas de haber sido un suicidio en uno de sus bolsillos se encontró una nota escrita de su propio puño y letra, donde se narraba que se estaba preparando para reunirse con Dios y que le contaría con toda claridad la maldad del ser humano para que iniciara de una vez el apocalipsis. La investigación fue cerrada como suicidio ritual. 

En 1980 una joven de la misma localidad  llamada gloria de tan solo 18 años desapareció en la montaña. Fue encontrada a los pocos días por un pastor, que pastoreaba a menudo en la zona. Tenía claros síntomas de deshidratación y con una profunda desorientación. Tras ser atendida por una ambulancia que se traslado a la zona y en pleno traslado a un hospital de la cercana ciudad de Manresa, se escapo de la ambulancia en marcha internándose nuevamente en el bosque de Montserrat y no volviendo a ser vista nunca más. 

Continuando con esta dramática lista encontramos la desaparición de Amparo Diala Puig, en 1985 en extrañas circunstancias, que nadie ha conseguido explicar durante tantos años: Le comento a una amiga que en su última excursión a Montserrat  había sufrido mareos en las zonas de la montaña donde había grietas, que conectaban con lo más profundo de la  montaña, profundidades a las que se sintió atraída como una polilla a la luz. Tiempo después encontraron su coche en el aparcamiento público de Montserrat de Canmasana, sin rastro de ella por ningún lugar.

El caso más macabro ocurrido en Montserrat fue fechado en 1992, cuando el equipo de rescate de Sardañola acudió a la montaña en busca de un excursionista perdido. Esta persona había dejado el coche abierto con las llaves puestas y sin explicación alguna se adentro en la montaña. Un helicóptero de rescate que estaba haciendo labores de búsqueda de la persona desaparecida diviso en un punto de difícil acceso a un hombre haciendo señales para atraer su atención. Tras rescatarlo confirmaron que no era el hombre que buscaban, era otro aventurero que se había perdido unos días atrás y llevaba en esa cima tres días. Entre los nervios y el estado lamentable en el que se encontraba no dejaba de repetir, que había estado en la cueva durmiendo con la mujer negra. Los equipos de rescate encontraron la cueva y en su interior el cuerpo momificado de una mujer de color  que había desaparecido hacia más de tres años. El hombre que buscaban en esta operación inicialmente, jamás fue encontrado.

Además de las misteriosas desapariciones es un lugar en el que los avistamientos de ovnis y luces extrañas son frecuentes. En 1977,  Luis José Grifol, vecino de Bruc vio un ovni desde su terraza, descubrió con fascinación que los avistamientos eran frecuentes en la zona y eligió una explanada cercana al santuario para observar los objetos volantes no identificados, marcando el día en el que se podía ver a los visitantes de otros mundos, que eran los días 11, de cada mes. Desde entonces miles de personas han acudido a lo que es conocido como la explanada ovni de Montserrat.  

Rafael Alfonso Alfaro García. 

Visto 575 veces Modificado por última vez en Lunes, 09 Agosto 2021 23:23

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.