banner censura diariocolmenar

Miércoles, 13 Julio 2022 19:00

PERSEPOLIS Nº 3

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

VIENE DE UN CAPÍTULO PREVIO.

También tendrían que darse cuenta que los rasgos raciales de los personajes representados en los muros de esos templos o palacios en este caso, se corresponden con los rasgos raciales de esa nación que está alrededor de esos templos o supuestas tumbas. Esto que en principio nos puede parecer muy normal, no lo es tanto si tenemos en cuenta que en esos muros hay personajes representados que tienen el doble de tamaño que nosotros y que nos crearon a su imagen y semejanza. Que construyeron hace 12.500 años esos supuestos templos con una tecnología que tal vez esté un millón de años por delante de la nuestra, no solo por la tecnología de ablandamiento de rocas y generación de formas, sino por lo que esos supuestos templos son en realidad ¡Eso es lo que está un millón de años por delante de nuestra tecnología! Y que desde luego los verdaderos constructores y creadores nuestros son inmortales por tecnología, pero también los son porque somos un sistema cibernético alucinante y en nuestro cuerpo hay decenas de miles de distintos tipos de maquinas moleculares a nano escala, maquinas que constan de muchas piezas cada una de ellas y no han podido ser montadas por mutaciones al azar. Tal como llevan varias décadas diciendo un numeroso grupo de biólogos moleculares de las mejores universidades del mundo, tratando de vencer la resistencia oficialista que siguen creyendo en la teoría de Charles Darwin, quien no era biólogo molecular, sino predicador y que ya tiene 150 años. Y no debemos olvidar que los verdaderos constructores o los Dioses son tan humanos como nosotros. Pero no tenemos contacto con ellos aunque sabemos donde están. 

También en los datos se dice que: Fragmentos de recipientes que sirvieron para almacenar pintura han sido sacados a la luz por casualidad en 2005 cerca de la Apadana. Confirman los indicios ya conocidos que atestiguan la utilización de pinturas para la decoración de los palacios.

Veamos: Tal vez Persépolis igual que otros lugares como los templos de Egipto estaba casi terminados de construir, e incluso pintado con bellísimos colores. Pero lo que no puede ser es que se hayan encontrado restos de botes de pintura cerca de la apadama. Esto es otro conejo que se saca de la chistera la ciencia oficialista. Además ¿Se han tratado de datar esos restos de pintura? Y también los restos de pintura que dicen haber encontrado en la boca de uno de los leones. Datación hecha por algún laboratorio independiente, por supuesto. Al parecer se les ha olvidado.

En los datos se dice que: Su edificación comenzó en 521 a. C. por orden de Darío I como parte de un vasto programa de construcciones monumentales enfocadas a enfatizar la unidad y diversidad del Imperio persa aqueménida, la legitimidad del poder real y mostrar la grandeza de su reino. 

Veamos: Una vez más estamos en lo de siempre: Como no saben explicar de dónde ha salido esa construcción enigmática, ni desde cuando está ahí. La ciencia oficialista se la adjudica a un personaje histórico relevante; ya sea real o inventado para incorporar esas construcciones a su historia y a su país. 

En este caso difícilmente se pudo comenzar su construcción en 521 a. C. por orden de Darío I. Ya que Persépolis tiene 12.500 años como todo este tipo de construcciones.

Y por tanto los demás datos aportados como que Persépolis se construyo como parte de un vasto programa de construcciones monumentales enfocadas a enfatizar la unidad y diversidad del Imperio persa aqueménida, la legitimidad del poder real y mostrar la grandeza de su reino. Son inventados para redondear esa mentira inicial. 

Lo que pone en entredicho también la afirmación de que La construcción de Persépolis continuó durante dos siglos, hasta la conquista del imperio y la destrucción parcial de la ciudad por Alejandro Magno en 331 a. C. ¿Realmente Alejandro Magno necesito destruir esa construcción? Que nunca tuvo ninguna de las funciones que le adjudican. Tal como se afirma en los datos aportados Persépolis comprende un enorme complejo palacial sobre una terraza monumental que soporta múltiples edificios hipóstilos que tuvieron funciones protocolarias, rituales, emblemáticas o administrativas precisas: audiencias, apartamentos reales, administración del tesoro o recepción. Cerca de la terraza había otros elementos: tumbas reales, altares y jardines. También estaban las casas de la ciudad baja, de la que casi nada visible queda hoy.

¿Edificios hipóstilos que tuvieron funciones protocolarias? La Apadama o sala de audiencias de Darío está llena de enormes columnas, tendrían que hacer esas funciones con todas las columnas por el medio. El plano cuadrado es sistematizado, las columnas son estrictamente colocadas (6×6 en la Apadana, 10×10 en el palacio de las Cien Columnas...), y comprende la mayor parte de las pequeñas salas del Harén y los anexos de los palacios. 

Y una vez más los historiadores y los arqueólogos de este país no relacionan estas salas hipóstilas, con las salas hipóstilas de los templos de Karnac, Luxor y otros templos de Egipto. Ni tampoco se dan cuenta que esos supuestos templos fueron construidos por una civilización muy avanzada que está representada en sus muros y que son tan humanos como nosotros… Digamos que no dan una sola vez en el clavo.

 

También se afirma en los datos oficialistas que: Las múltiples inscripciones reales en escritura cuneiforme de Persépolis están redactadas en persa antiguo, babilonio o elamita. Están grabadas en varios lugares del sitio, destinadas a los mismos fines y especifican qué reyes ordenaron el levantamiento de los edificios.

Ahora sabemos con seguridad que la ciudad estaba permanentemente ocupada y que tenía un papel administrativo y político central para el gobierno del imperio. Los muchos archivos inscritos en tablillas de arcilla descubiertos en los edificios del tesoro y en las fortificaciones han permitido establecer estas funciones y proporcionan información valiosa sobre la administración imperial aqueménida y la construcción del complejo. Persépolis está inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1979.

Las múltiples inscripciones reales en escritura cuneiforme de Persépolis están redactadas en persa antiguo, babilonio o elamita. Están grabadas en varios lugares del sitio, destinadas a los mismos fines y especifican qué reyes ordenaron el levantamiento de los edificios.

La idea de que Persépolis tenía una ocupación únicamente anual y ritual dedicada a la recepción por el rey de los tributos ofrecidos por las naciones del imperio durante las ceremonias del Año Nuevo persa ha prevalecido durante mucho tiempo. Ahora sabemos con seguridad que la ciudad estaba permanentemente ocupada y que tenía un papel administrativo y político central para el gobierno del imperio. Los muchos archivos inscritos en tablillas de arcilla descubiertos en los edificios del tesoro y en las fortificaciones han permitido establecer estas funciones y proporcionan información valiosa sobre la administración imperial aqueménida y la construcción del complejo. Persépolis está inscrita en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1979. 

Una inscripción cuneiforme está grabada encima de los toros de la fachada occidental, en las tres lenguas principales del imperio (antiguo idioma persababilonio, y elamita):

Ahuramazda es un gran dios que creó esta tierra, que creó el cielo, que creó al hombre, que creó la felicidad del hombre, que hizo a Jerjes rey, rey de muchos, señor de muchos.
«Yo soy Jerjes, el gran rey, rey de reyes, el rey de los pueblos con numerosos orígenes, el rey de esta gran tierra, el hijo del rey Darío, el aqueménida.


El rey Jerjes declara: «Gracias a Ahuramazda, yo he hecho este Pórtico de todos los pueblos; hay muchas cosas buenas que han sido hechas en Persia, que yo he hecho y que mi padre ha hecho. Todo lo que ha sido hecho más allá, que parece bueno, todo eso lo hemos hecho gracias a Ahuramazda.


El rey Jerjes declara: «Que Ahuramazda me protege, así como a mi reino, y lo que yo he hecho, y lo que mi padre ha hecho, que Ahuramazda lo proteja también.
48

Esta inscripción permite pensar que la Puerta de todas las naciones fue llamada así por Jerjes en referencia a los múltiples pueblos y reinos que formaban el imperio aqueménida.44​ Esta inscripción se halla también encima de los lammasus.49

Veamos: Debo decir sin ningún rubor que esta inscripción me ha causado risa. 

Rafael Alfonso Alfaro García.

 

Visto 513 veces

Lo último de Rafael Alfonso Alfaro García

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.