03
Vie, Feb
Viernes, 02 Diciembre 2022 12:57

EL ENIGMA DEL VALLE DE GUIZA ¿QUE ES EN REALIDAD LA GRAN PIRÁMIDE? / LA PIRÁMIDE DE KEFREN / LA PIRÁMIDE DE MICERINOS / PIRÁMIDE ACODADA DE DAHSHUR Nº 1

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

A día de hoy sigue siendo un misterio saber qué es en realidad la Gran Pirámide junto con las de Keops y Micerinos, pues está claro que no son tumbas ni fueron construidas por los antiguos egipcios de la edad de piedra hace 4.500 años. Entonces ¿qué es la gran pirámide así como sus dos compañeras? ¿Y los cientos de pirámides y construcciones inexplicables que hay, no solo en Egipto sino por todo el planeta?

DATOS Y CITAS.

Cortesía de Giménez del Oso.

Según la arqueología las pirámides son tumbas y la gran pirámide fue construida en veinte años por los agricultores cuando las labores del campo se lo permitían, hace unos cuatro mil quinientos años, durante la tercera y la cuarta dinastía. Atribuyendo a la casualidad una serie de parámetros y medidas que concurren en esa fenomenal construcción.

Atendiendo a la configuración interna de las cámaras que se conocen a día de hoy y comenzando desde abajo, tenemos: Qué al nivel de la hilera quince hay una supuesta entrada que no se usa, a unos 17 metros de altura, está medio derruida y en ella se aprecian cuatro gigantescos bloques de descarga sobre el dintel de la puerta.

Una de las pocas referencias que se tienen de esta supuesta entrada es a través de Herodoto, quien estuvo en Egipto en el siglo V, antes de Cristo. 

También Estrabón en el año XXIV antes de Cristo dice, que a cierto nivel sobre uno de los lados de la pirámide hay una piedra que puede retirarse y deja ver la entrada del pasaje descendente, por el que se llega hasta la cámara inacabada. Según cuenta Estrabón aquí en esta entrada había una piedra basculante dentro de las rocas de revestimiento que permitía el acceso. 

También habla de ella Plinio que menciona la entrada al túnel descendente y la cámara inacabada, por lo que no cabe duda que conocían la entrada.

Lo que está claro es que de esta misteriosa entrada sale el pasaje descendente. Este tiene 1,22 metros de alto por poco más de un metro de ancho que desciende con una pendiente de 26 grados y 34 minutos a lo largo de 105 metros, donde allá abajo al final, se hace horizontal en un pequeño túnel que mide 9.5 metros, por donde se llega a la cámara del caos, o cámara inacabada, a 46 metros por debajo de la base de la pirámide. 

Esta cámara hasta no hace mucho, estaba medio llena de agua infestada y de sabandijas, está labrada en la roca viva y tiene un pozo cuadrado de apenas 2 metros de lado y 3 metros de profundidad, que luego fue profundizado por el coronel Howard Wais, otros 9 metros.  

A esta cámara no se le atribuye ninguna función y no se sabe con certeza para que podría servir. 

Subiendo por ese mismo canal descendente, a unos 85 metros y ya cerca de la misteriosa entrada, hay una bifurcación que da inicio al canal ascendente, está taponada por tres enormes bloques muy bien encajados de unas tres toneladas cada uno, siendo estos tres bloques un misterio. 

Pero sigamos, puesto que esta entrada está taponada no queda más remedio para acceder a la bifurcación que hay tras ella, que hacerlo por donde entran los turistas. 

Esta entrada está situada unos metros más abajo de la misteriosa entrada en la que había una puerta pendular. Fue abierta por el califa Al Mamun en el siglo IX, es horizontal y penetra 38 metros en dirección Norte, Sur, evitando los bloques de piedra que taponan la bifurcación y llegando hasta un punto en el que concurren; el pasadizo que va a la cámara de la Reina y el canal ascendente, que va a la gran galería. 

Para acceder a la cámara de la Reina hay que recorrer un pasadizo de 40 metros en horizontal, donde se llega a la entrada. En esta se aprecia que había unos rastrillos donde parece que había unas piedras rectangulares que se deslizaban de arriba abajo, de las que no queda nada. 

La cámara de la reina es una estancia de 30 metros hecha con piedra caliza de Tura con techo en caballete de seis metros de alto. Hay también un nicho en saledizo donde al parecer podría haber habido un sarcófago. 

En mitad del nicho hay un túnel de unos 15 metros  hecho por el coronel Wais, que no va a ningún sitio. 

También están los supuestos canales de ventilación, uno en dirección Norte y otro en dirección Sur. Que no fueron descubiertos hasta 1872 ya que estaban tapados. 

Saliendo de la cámara de la Reina y retrocediendo por donde hemos llegado, nos encontramos otra vez en la bifurcación donde esta vez cogemos el canal ascendente que nos lleva a la gran galería.

Este canal ascendente es en sí mismo una obra perfecta ya que los bloques encajan en intimo contacto, tiene poco más de un metro de ancho por 1,20 metros de altura y sus medidas se mantienen exactas a lo largo de los 37,5 metros que mide en total, con una pendiente de 26 grados y 34 minutos, exactamente la misma pendiente que el canal descendente.

Tras recorrerlos llegamos a la gran galería. Esta es algo que impresiona, tiene casi 9 metros de altura, 46 de largo y pueden sentirse los millones de toneladas de piedra que hay sobre ella. Tiene siete saledizos que se van cerrando y el techo, formado por cuarenta losas intrincadas como tejas tiene solo un metro de ancho.

Al final de la gran galería hay también una estancia llamada cámara de los rastrillos donde hay tres correderas en las que había tres losas de piedra rectangular que se deslizaban de arriba abajo, mediante un sistema de cuerdas, que tapaban el acceso a la cámara del rey, de las que tampoco queda nada. 

De ahí se pasa a otro pequeño túnel que desemboca en la cámara del rey donde está el sarcófago de granito rojo y los supuestos canales de ventilación. 

Mide más de 50 metros cuadrados y tiene casi seis metros de altura, esta cámara está construida con  bloques de granito rojo de Asuán y en el techo hay 9 colosales losas que pesan unas cuatrocientas toneladas. 

Por último encima de la cámara del rey están las cámaras de descarga. La primera de ellas fue descubierta por Davidson en 1765, cuyo suelo está formado por las losas que sirven de techo a la cámara del rey. 

72 años después en 1837 las cuatro cámaras restantes fueron descubiertas por el coronel Howard Wais, que las fue abriendo a base de dinamita. Donde de una forma inexplicable se descargan con mucha rapidez las baterías y las pilas de las linternas. 

Según los arqueólogos la misión de estas cámaras es descargar a la cámara del rey del enorme peso que tiene encima. Esto es algo que los arquitectos desmienten desde siempre. ¿Qué pueden ser las pirámides en realidad?

Para saberlo hacía falta un golpe de suerte, un dato oculto, un indicio y este, se ha encontrado en el interior de la Gran Pirámide. 

A día de hoy es un misterio los tres bloques de tres toneladas cada uno, que están perfectamente encajados al principio del canal ascendente. Fue al tratar de saber que podían ser cuando no solo me di cuenta de lo que eran, sino también qué era la gran pirámide gracias también a cierta información que ya tenía.

Rafael Alfonso Alfaro García. 

Visto 359 veces

Lo último de Rafael Alfonso Alfaro García

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.