PRESERVAR LOS SILLARES HISTÓRICOS DEL PÓSITO MUNICIPAL DE COLMENAR VIEJO

Cultura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El muro de piedra del Pósito Municipal de Colmenar Viejo posee inscripciones históricas en sus piedras que corren grave riesgo de perderse
¿Saben los vecinos y vecinas de Colmenar Viejo la particularidad de la fachada del Pósito Municipal? La Asociación de Vecinos por Colmenar Viejo denuncia el deterioro de los sillares de la fachada principal del antiguo pósito de granos, hoy reconvertido en espacio cultural. Un edificio emblemático que data del siglo XVI concebido como almacén de grano para su distribución entre los vecinos más vulnerables en épocas de escasez, garantizando el pan para todo el pueblo.

Junto a la puerta de acceso al antiguo depósito de granos y alrededor de la antigua ventana que se localizaba en el lado derecho en la facha principal, existen 4 sillares de piedra que contienen distintas inscripciones. En el año 2019, el arqueólogo Fernando Colmenarejo y la historiadora Morgana Alonso realizaron un trabajo, -que se puede encontrar en el n.º 33 de la Revista de Investigación Cuadernos de Estudios de Colmenar Viejo, en el que realizaron una nueva lectura de estos sillares, descubriendo que su colocación está fuera de orden y que además faltan entre dos y cuatro sillares para poder completar la comprensión lectora. Aun así, el estudio consiguió revelar el orden original de tres de los cuatro sillares todavía existentes, mientras que uno de ellos está fuera de contexto por la pérdida de varios sillares. Este desaguisado debió producirse en el momento en el que el Pósito Municipal fue restaurado años atrás.

Otro de los datos obtenidos en el estudio del año 2019 fue que la numeración que se dio anteriormente a los sillares era errónea, fruto de la actual descontextualización y no corresponde con el orden que tuvieron en la construcción original, lo que provocó no sólo su incorrecta comprensión, sino que además dio lugar a fechar erróneamente el Pósito Municipal en 1550. Ejecutada esta nueva lectura, y según las ultima líneas de inscripción localizada en los sillares 3 y 2 surgió la hipótesis de que la fecha inscrita se trataba del año 1561, atendiendo a la vulgarización del latín utilizado en la inscripción por aquella época. Por último, el estudio también consiguió descifrar el nombre de uno de los alcaldes y otro de los regidores que ordenaron construirlo. En concreto, Bartolomé Real, y Diego González El Primo.

No hay duda de que estos sillares y sus inscripciones albergan datos de relevancia sobre la historia de Colmenar Viejo. Las evidencias de que durante la restauración del Pósito Municipal alguno de estos sillares fue cortado o mal colocado, en una actuación ilógica por parte de aquellos responsables de la restauración, ya dicen mucho de la desidia de nuestros gobernantes locales de entonces. Pero a día de hoy urge la inmediata protección de estos cuatro sillares que están identificados, teniendo en cuenta que uno de los sillares está compuesto de granito gris, de mayor dureza, pero los otros tres restantes son de granito colmenareño rosa, de menor dureza y mucho más proclive al desgaste y a la erosión, existiendo el riesgo de que las inscripciones que se localizan desaparezcan con el paso del tiempo.

Por ello, la Asociación de Vecinos por Colmenar Viejo ha solicitado, con el correspondiente escrito vía registro dirigido a la concejalía de Cultura y con copia a Alcaldía, la protección de los cuatro sillares de la facha principal y propone su retirada y sustitución por piezas de similares dimensiones y tipología. Y que los sillares sean trasladados al Museo de la Villa, garantizando su conservación y exhibición en las mejores condiciones. Por último, la Asociación también solicita que el Ayuntamiento ejecute un nuevo estudio sobre el muro perimetral del Pósito Municipal para localizar el resto de fragmentos perdidos y así se facilite la lectura completa de las inscripciones.

SILLARES EPOSITO