banner censura diariocolmenar

Companys ordenó el bombardeo de Barcelona

https://www.portaloaca.com/

En La Red
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 Lluís Companys, segundo presidente del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, ordenó el bombardeo de Barcelona

Prefacio:

La documentación existente es irrefutable. Por esa misma razón, se ignora descaradamente, como si no existiera e incluso como si no hubiera sido publicada ya en varios libros, cuando por fin se consiguió arrancarla de la oscuridad incierta de los archivos para mostrarla, cegadora, a la lectura de quien quiera conocer lo realmente sucedido. Quien crea que la corrupción generalizada e institucionalizada en la sociedad catalana no afectó al sector cultural es un iluso. Veintitrés años de captación del tres por ciento por la mafia familiar y clientelar de los Pujol, desde la Degeneralidad, no se limitó solo al mundo financiero, empresarial e inmobiliario, o a la contratación de Obra Pública. El fraude lo impregnó todo, y a muchos. La censura, la manipulación y la infamia, también.

Los últimos diez años han sido una década perdida, tanto en el plano económico como cultural. No era ni es posible el debate, solo la confrontación sectaria e identitaria.

Las obras del Palau de la Música, mafia mediante, se han pagado por triplicado. Se ocultan o extravían papeles y legajos en los archivos, quizás porque un hagiógrafo decidiera un día llevárselos a su casa, no fuera que otro investigador rebatiera documentalmente su libro de glorificación del Santo Mártir de la Patria, y, muchos años después, ya fallecido el autor del martirologio, hoy, esos papeluchos son ilocalizables.

Por otra parte, prestigiosos académicos se prestan a la descarada manipulación de inapelables documentos para hacerles decir lo contrario de lo que dicen, como sucede con los más destacados popes de las escuelas académicas neoestalinista y catalanista.

Josep Maria Solé Sabaté, siervo agradecido, en 2003 se sacó de la chistera 121 presidentes de la Generalidad a demanda del muy mafioso y Muy Deshonorable Jordi Pujol. Y, hoy, casi todo el mundo acepta que el señor Aragonés es el 132 presidente, en lugar del undécimo. Quizás sería mejor menos presidentes, pero mejores; o suprimir el cargo.

Se ningunean o malinterpretan textos con plena consciencia del fanatismo aplicado: y no pasa nada, porque nadie se da por enterado. El mejor método de la censura académica y universitaria es siempre el mismo: el desconocimiento, el silencio y la inopia. Quienes debieran conocer, ignoran; y eso les convierte en memos. ¡Qué tiempos estos, tan favorables a la mentira y el engaño!

Exposición de lo sucedido en mayo de 1937:

Los Hechos de Mayo se iniciaron, sin duda alguna, como respuesta de los comités de defensa de los barrios a las constantes provocaciones de estalinistas y gobierno de la Generalidad, y muy concretamente al intento de asalto del edificio de la Telefónica, con el objetivo de imponer un delegado de la Generalidad que terminara con el control obrero CNT/UGT. Y esa respuesta sólo fue posible porque los comités de barrio desbordaron a los comités superiores cenetistas. Lluís Companys, segundo presidente del Gobierno de la Generalidad, tras el asesinato de Sesé, había dado órdenes de bombardear todos los edificios y cuarteles ocupados por la CNT, según un plan trazado por el estalinista Del Barrio; pero Sandino se negó, considerando que estaba a las órdenes del gobierno de Valencia. Mientras tanto, los comités superiores libertarios consiguieron encauzar de nuevo a los comités de barrio e imponerles el alto el fuego.

A continuación exponemos y explicamos cinco documentos distintos, que certifican cómo y porqué Lluís Companys ordenó el bombardeo de Barcelona durante las Jornadas de Mayo de 1937.

Documento número 1:

En la Crónica diaria de la Generalidad de Cataluña del 5 de mayo de 19371, se dice y afirma:

CONTINUAR...