Madrid notifica 1.435 nuevos positivos por coronavirus

Una trabajadora cuida de una anciana en una residencia de mayores / EP

Sociedad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Madrid notifica 1.435 nuevos positivos por coronavirus y advierten a Ayuso que ancianos pueden morir por deshidratación y desnutrición en las residencias

En la Comisión de Investigación de los centros de mayores madrileños piden explicaciones a la presidenta regional

En la primera semana de julio, el total de casos acumulados de coronavirus en la Comunidad de Madrid ha aumentado en 1.435 personas. Así se extrae de los datos oficiales facilitados por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

En el informe facilitado el pasado 30 de junio, la Comunidad de Madrid hablaba de un total de 73.884 positivos en la región. Una semana después, el Ejecutivo regional eleva esta cifra a 75.319 casos.
Un contexto preocupante

En este contexto, tal como han informado a ElPlural.com fuentes de la Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias, el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, ha mantenido una reunión con la asociación para analizar la situación que atraviesan las residencias en la Comunidad de Madrid. Ha sido en este encuentro en el que los familiares de los residentes han planteado la necesidad de cambiar aspectos de las residencias, como humanizar el protocolo de visitas para convertirlo en algo más íntimo que no requiera gritar para la comunicación, establecer una formación para los trabajadores o la necesidad de publicar periódicamente en qué fase de la desescalada está cada una de las residencias.

También han insistido en la necesidad de garantizar la disponibilidad de EPIs, realizar test a trabajadores -PCRs a los trabajadores de servicios externalizados en las residencias públicas y pruebas serológicas para residentes- y reforzar el personal. La Asociación hace hincapié en que "como en veranos anteriores, no hay ninguna garantía sobre la existencia de climatización en las residencias, ni instrucciones sobre temperaturas máximas o mínimas en las mismas" y alertan de que "ahora, sin el apoyo ni el control de las visitas de los familiares, existe un serio peligro de deshidratación y desnutrición de los residentes".

Ya fue en el verano de 2019 cuando PLADIGMARE denunció el deficiente sistema de climatización y las elevadas temperaturas que se vivían en muchas de las residencias, así como "la alarmante falta de personal" que se produce en la época estival. Es por esta cuestión que advierten de estas circunstancias que ya habían preocupado anteriormente y ahora se dan en medio de una crisis sanitaria donde la población más afectada ha sido la de personas mayores y, en concreto, en residencias.

CONTINUAR...