banner censura diariocolmenar

Corrupción, Narcos y Blanqueador del Fascismo

Sociedad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

El escoramiento hacia la extrema derecha del PP y las continuas acusaciones de corrupción en la Comunidad de Madrid, ponen en peligro la democracia española

Años de luchas. Miles de muertos. Muchos asesinados que yacen aún en las cunetas. Exiliados. Trabajos forzados. Persecuciones. Represión. 40 años de dictadura tras un golpe de estado cruento y sanguinario. Sin entrar en el avance armamentístico, mucho peor que el que está viviendo Ucrania a manos de un fascista como Putin, amigo de la extrema derecha europea, incluido VOX.

Y es que todo parece indicar que no queremos aprender de la historia. Y España la tiene y relativamente reciente. Cualquier dictadura, del color que sea, resulta cruel para el pueblo. Y cuando un país ha tenido que sufrir 40 años de represión y tortura, ahora, aquellos partidos que la defienden y la representan entran en un gobierno de la mano de otra formación fundada por un exministro del dictador, la democracia de este país entra en un declive peligroso.

Y especialmente cuando en toda Europa, de la que forma parte España, se han vetado las alianzas con las formaciones fascistas (incluso hace escasos días, en Alemania se prohibió la entrada en el país de una fascista española), ahora, el Partido Popular rompe este veto, incluso en contra de las palabras del presidente de los populares europeos y lleva a esta formación a escorarse peligrosamente hacia la extrema derecha. 

Porque no nos engañemos, por poner un ejemplo, fíjense ustedes que en Castilla y León se ha eliminado de un plumazo la violencia de género. Ahora, a petición de aquellos, que han defendido en las instituciones la dictadura franquista, la llaman “intrafamiliar” y para rematarla, el amigo del narco, actual presidente gallego y futuro presidente de la negra Génova, lo justifica poniendo como ejemplo un caso de violencia a un menor en su comunidad, sin recapacitar que esa violencia también tiene un nombre “vicaria”, término que incluso él recoge en su propia comunidad.

Todo ello por conseguir el poder absoluto y mantenerse en la poltrona. Algo muy similar a lo que ha ocurrido en Colmenar Viejo, donde el PP, con el señor Jorge García a la cabeza, con tal de mantener su status político, no ha tenido problema ni vergüenza en pactar con tránsfugas, que “se oponían al transfuguismo” a través de una propuesta que fue aprobada y que el propio alcalde llegó a calificarla de lacra de la política. Para llorar y no echar ni una sola lágrima.

Corrupción en la Comunidad de Madrid

Y es que no hay que olvidar que estamos hablando de una de las formaciones políticas con más casos de corrupción a nivel general y especialmente en la Comunidad de Madrid. Qué tendrá esta comunidad que cada persona del PP, que accede a la presidencia, termina salpicándole algún caso de corrupción. Podríamos enumerar uno por uno, a todos/todas los/las que han pasado por este sillón.

Pero tampoco hace falta ir tan lejos. La actual presidenta está siendo investigada por un presunto trato de favor a su hermano. Y qué casualidad, que aquellas personas que denuncian estas presuntas irregularidades, los máximos cargos del PP a nivel Nacional, son vilipendiados y expulsados. Resulta significativo, verdad. Me suena actualmente a Rusia, donde aquellas personas o periodistas que se oponen a la guerra y la llaman por su nombre son encarcelados. Qué coincidencia.

Narcos y fascistas

Pero todos estos hechos no surgen porque sí. Si el partido que ha mantenido una “Caja B” en su sede nacional llega a esta situación, siempre tiene una explicación. Y aunque pensábamos que ya había superado su amor al pasado régimen, con la llegada de políticos nuevos, lo cierto es que no ha sido así y el legado de Fraga sigue pesando mucho.

Y de manera especial en la figura del que será su próximo presidente nacional, el sr. Feijó. Un político al estilo de Gallardón, que parece moderado, pero que termina enseñando su lado siniestro. Y es que tras su caminar de la mano de un amigo narco gallego, ahora y tras su proclamación como candidato a la presidencia del PP, se convierte en el “Blanqueador” de la extrema derecha tras el pacto con Vox en Castilla León.

Pero tampoco debemos andarnos con medias tintas. La verdadera extrema derecha actualmente se encuentra representada por el PP, a lo otro se le llama fascismo puro y duro. Madrid es un claro ejemplo de este blanqueamiento del fascismo con los ejemplos del Ayuntamiento y de la Comunidad. Todo ello sin analizar y enumerar otros numerosos Ayuntamientos donde la mayoría se mantiene gracias estos pactos de la vergüenza.

Y mientras todo esto ocurre, Colmenar Viejo sigue con las urgencias cerradas por mandato de la presidenta madrileña y con el beneplácito del actual gobierno municipal con su alcalde a la cabeza. El desmantelamiento de la sanidad pública es ya una realidad. Buscan con descaro que los ciudadanos accedan a la privada, (el aumento de seguros privados han aumentado descaradamente) a la que no todo el mundo tiene acceso por su nivel económico, ya que todos no pueden imponerse a dedo el sueldo que tienen los actuales concejales del equipo de gobierno municipal. Y es que tener un trabajo donde un empleado, sin negociar con su jefe, se pueda poner un sueldo en torno a los 60.000 euros al año, es totalmente imposible. 

El ciudadano debería analizar todos estos hechos y actuar en conciencia. La situación es crítica y si esta gente termina desmantelando la sanidad pública y privatizando todos los hospitales, entregándoselos a empresas con mucha relación ideológica, la situación para una gran parte podría ser crítica. Ejemplo EE.UU.

Por qué aquellos municipios donde gobierna el PP (Colmenar Viejo y Tres Cantos) llevan dos años con las urgencias cerradas y con la posibilidad de que ya no se abran jamás. Mientras que otros municipios de la zona donde no gobierna la extrema derecha han mantenido abierto el servicio de urgencias durante todo este proceso de la pandemia, sin problema alguno. Solo digo que sería necesario meditar en ello y tomar nota.