Una ONG internacional denuncia a un centro de Investigación por maltrato a 74 primates

Imagen - Pedro Pozas Terrado

Sociedad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

María de las Victorias Silvano, Doctora y Abogada, como representante del Proyecto Gran Simio de España en Argentina, ha procedido a efectuar una denuncia ante el Fiscal de la Unidad Especializada en materia de Medio Ambiente (UFEMA), contra el Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas   (CEMIC) ubicado en Buenos Aires, por supuesto maltrato animal.

Desde el año 2021, los primates, 66 capuchinos (Cebus apella) y 8 Macaca fascicularis del sudeste asiático, no se realiza ningún experimento con ellos por lo que se les mantienen en un lugar cerrado, sin aire natural, en jaulas pequeñas, aislados de toda actividad y comportamiento necesario de su especie. Su situación de estrés es extrema ya que no pueden interactuar libremente, ni tener un espacio amplio por el que al menos poder desarrollar ejercicio para sus músculos y desarrollar la sociabilidad necesaria de estas especies.

Se encuentran en el sótano del centro denunciado, sin que puedan disfrutar de una luz natural, de un ambiente necesario para sus actividades diarias ni de un entretenimiento medioambiental necesario, para que no tengan enfermedades psicológicas graves. En esta situación, sin duda alguna están sufriendo y es por ello que ante este abandono inaudito, la representante del Proyecto Gran Simio cree que se pueda estar cometiendo un delito de maltrato grave.

Por otro lado, tampoco se sabe con seguridad en qué condiciones están, si han muerto algunos, si están enfermos ni tampoco cómo están siendo cuidados.

“Ellos ya han cumplido con su misión de servir a los humanos y a los objetivos del CEMIC, por lo que se les debe de tratar con respeto y darles una segunda oportunidad de vida en un lugar tranquilo, donde puedan desarrollar sus actividades sociales en condiciones de habitabilidad”, ha declarado el Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio en España.

Para esta Organización en defensa de los grandes simios, Proyecto Carayá, es un buen lugar para llevarlos y que descansen hasta que les llegue su hora. Pero para ello es necesario que CEMIC, como agradecimiento, construyan en dicho lugar, unas instalaciones  adecuadas para ellos, con espacios donde puedan salir, aunque deban seguir encerrados debido a que han sido utilizados en experimentación y no pueden ponerse en libertad, además de facilitar su manutención hasta el fin de sus vidas, como pago de los servicios realizados de forma forzosa a la humanidad.

Esta ONG denuncia que es inhumano y falto de toda ética científica, que permanezcan en un sótano en jaulas pequeñas, sin que se les dé la oportunidad de vivir en dignas condiciones. 

Es por ello, que en la propia denuncia realizada se solicita a la Autoridad Judicial que:

  • Se arbitren medidas para que cese el maltrato de los primates empezando con el enriquecimiento ambiental.
  • Se cite a indagatoria al Director del CEMIC o al Director o responsable de los delitos enunciados.
  • Se proceda al traslado de dichos primates al Proyecto Carayá con el objeto de encaminar la salida de los mismos.
  • SE LES DECLARE A LOS 74 PRIMATES SUJETOS DE DERECHOS.